Con la Razón y el Corazón > Testimonios  > Mi experiencia en el Taller de Conexión Útero Corazón por Lucia

Mi experiencia en el Taller de Conexión Útero Corazón por Lucia

Este taller ha sido profundamente sanador para mí.

Aún me cuesta ponerle palabras a esta experiencia…todavía estoy integrando el profundo cambio que se está produciendo en mí. Lo que puedo decir es que ha sido una experiencia absolutamente transformadora. Un viaje en el cual entre todas recordamos quienes somos y el inmenso poder que reside en nosotras.

Anahí Sarasola ofrece un acompañamiento impecable, en el que combina la contención emocional firme, que una tanto necesita para abrirse a sentir, y la cercanía y libertad de ser de alguien hondamente humano, que es capaz de mirarte a los ojos atravesándote el corazón. Difícil sostener las barreras desde ese lugar. Se disuelven los muros mentales y una se rinde a la magia, al encanto de ese espíritu que nos une.

Anahí confía en tu capacidad de visión, en tu intuición, en tu capacidad de verte y sanarte a ti misma, mirando hacia dentro. Sostenida en todo momento por la red de hermanas que conforman el grupo y su presencia guía, abrirse a la vulnerabilidad para quererse y dejarse querer resulta más sencillo.

Y puedo decir que, en mi experiencia, desde este lugar de ternura feroz, no hay lugar para la duda. Una toma la decisión de comprometerse con su proceso, y no hay vuelta atrás.

Mi experiencia en este taller me ha calado y me ha transformado de raíz. Es un sí a la vida, sí a una misma, sí a mis hermanas, sí a la verdad única. Que el amor no esta en juego y es la verdadera fuerza que nos da la vida. Y tampoco quiero dar a entender que se trata de una fórmula mágica inmediata, propia de esta sociedad de consumo, de estas que una sueña que viene de fuera y te salva, sino de un profundo trabajo de escucha y cuido que va de dentro a afuera. Es una decisión consciente de estar atenta a los patrones de una para poder elegir desde donde quiere moverse, desde el miedo o desde el amor.

Esta experiencia me ha recordado una vez mas que trabajar entre mujeres es hondamente sanador. Que entre todas nos reflejamos y que cuando una sana, sanan todas.

Al conectar con nuestro cuerpo, con nuestro poder, con nuestro amor, los nudos se deshacen y podemos amarnos más y mejor. Al acabar el taller tenía la sensación de que había trabajado por mi y por todas las mujeres de la tierra, por mis ancestras, por mi hija y por todas las venideras.

El hecho de darme el espacio para nombrarme y compartir mi historia, hace que ésta deje de estar exiliada en el olvido y se libere. Algo se suelta cuando una logra nombrarse y darse importancia. Okupar su espacio, su lugar en el mundo.Decirse es parirse.

Y entre todas así, dándonos a la luz, cada una a su manera, salvajes y libres, vacías pero llenas, vamos tejiendo un mundo mejor, donde cada una puede ser ella misma. Maternarse e inspirar a la de al lado con su ejemplo. Este retiro-taller me ha dado la oportunidad de ver mis patrones, de observarlos y desde ahí la oportunidad de elegir quien quiero ser. Como quiero vivir a partir de ahora. Para mi a supuesto una oportunidad enorme de reencuentro con la vida y sus infinitas posibilidades.

ÚteroCorazón/ Enraizarse/ ConexiónCieloTierra/Hermanasalpoder/Vivirenred/Ternuraymimoferoz/Podertransformadordelamor/