Con la Razón y el Corazón > Otros  > Kassiopea, la galaxia del corazón

Kassiopea, la galaxia del corazón

Kassiopea la galaxia del corazón

Esta galaxia esta formada por los mismos elementos químicos y compuestos que permiten que nuestro corazón distribuya la sangre a través del cuerpo.
Son nubes enormes de gas y polvo cósmico, del que surgen las estrellas. Cada uno de los átomos que forma toda esta materia que nos rodea, incluidos nosotros mismos, no es ni más ni menos que polvo de estrellas.

El universo está dentro de nosotras.

Hoy en día muchos científicos tienen esta creencia, que formamos parte del todo, del universo, que estamos creados de la misma materia, que todos somos uno. De esta manera dejamos de ser el centro del universo, para convertirnos en una pequeña parte de él, confiando que el todo está formado por cada una de sus pequeñas partes. Somos partes de la VIDA.

Cuando somos capaces de conectar con nuestro corazón, de abrirnos a sentirlo, a sentir nuestras emociones. Poco a poco nos vamos conectando más con la totalidad de nuestro ser. Con la totalidad del universo. Si esto es verdad de alguna manera, si de verdad estamos conectados al universo. ¿Qué tal si comenzamos a prestar más atención a la manera en cómo nos relacionamos? ¿Qué tal si comenzamos a pensar de qué manera queremos contribuir a nuestro mundo? Tanto al interno como al externo, ya que por lo visto, son uno.

A mí, personalmente, me da tranquilidad saber y reconocer que la manera en cómo yo me relacione, tanto conmigo cómo con los demás puede generar cambios en la manera en cómo se relaciona el mundo. Y me da tranquilidad porqué sé que tengo suficientes herramientas y la disposición cómo para aportar a este mundo algo de lo que sentirme satisfecha.

La misma tranquilidad que aparece cuando miro el cielo en una noche estrellada, y me doy cuenta de lo pequeña que soy, y de lo grande que es todo. En estos momentos, los problemas son menos problemas, la angustía es menos angustia. Me creo que todo es posible, que la belleza forma parte de la vida, que realmente, la vida gira en torno al amor, y el amor se encuentra en todos y cada uno de los actos si somos capaces de encontrarlo.

A %d blogueros les gusta esto: