Con la Razón y el Corazón > Otros  > No te creas todo lo que piensas
No te creas todo lo que piensas

No te creas todo lo que piensas

Esta es una frase que me impacto la primera vez que la oí. No te creas todo lo que piensas, porque no es verdad. Cuando pensamos, lo hacemos en relación a nuestras creencias, a lo que hemos aprendido. En nuestra familia de origen, en nuestras escuelas, escuchamos las voces de nuestros mayores, de nuestra sociedad, de nuestro grupo de amigos. Estamos condicionadas por nuestro pasado. Escuchamos lo que nos hemos creído, pero, ¿Es esta la verdad?

Me da tranquilidad saber que no tiene por que serlo.

Dicen que tenemos una media de 60.000 pensamientos al día, y que más de la mitad van en contra de nosotras.

No valgo, no voy a poder, no soy lo suficientemente buena. No estoy preparada.

A mi ha veces me pasa que me pongo en el modo contrario. Y entonces soy la mejor, y no hay nada que pueda fallar, y voy a conseguir todo lo que me proponga. Y la vida va a ser maravillosa.

Y que falta de realidad tan grande también. Que poca conciencia.

O la otra versión, aquella que nos dice que son los otros los que no sirven, no saben, no pueden. Si el otro puede menos, es que yo puedo más. Y esta es una manera en la que he aprendido a valorarme. En comparación con otro, otra. Cuando veo la paja en el ojo ajeno me puedo relajar, porque cuando condeno y critico a otra persona, me puedo sentir más grande, tal vez mejor.

Me da tranquilidad saber que, así como he aprendido a relacionarme de esta manera, puedo aprender a relacionarme de otras. Me da tranquilidad saber que las creencias son eso, creencias. Y que, así como he aprendido unas, puedo aprender otras.

Qué tal si en lugar de valorare por lo que creo que soy o por lo que creo que son las demás, empiezo a ver el mundo desde otro lugar. Donde pongo el énfasis en que quiero cambiar, en cómo puedo aportar, tanto a mi proceso cómo al de las demás. Que tal si puedo acoger con cariño miedos propios y ajenos, que tal si comienzo a observar mis pensamientos, y a verlos como son en realidad, pensamientos, no realidades.

Pues eso, no te creas todo lo que piensas.

Cursos y talleres aquí

A %d blogueros les gusta esto: